El club de la novella II

«La novela corta es exitosa si el autor economiza los medios, apunta a lo esencial y se esfuerza por lograr la eficacia máxima mediante la explotación hábil y artística de los recursos lingüísticos. El estilo sobrio, incisivo, hasta contundente, combina muy bien con este género, pues todo debe tender hacia el efecto deseado» (Jean Delisle, 1999)

Delisle no estaría satisfecho con la lista que sigue. Hay caos. En la selección, en los estilos, en los temas y en el modo de leer. Este tramo de la cuarentena fue turbio, y lo sentimos hasta en los libros.

Ahora que las restricciones comienzan a levantarse (tanto en el contexto de Jackie como en el mío), el club va a pasar a ser algo mucho más esporádico. Hay otras cosas (grandes cosas) que hacer. Seguramente habrá alguna reseña esporádica. Las recomendaciones y comentarios son bienvenidos siempre.

Lo que leímos:

Leaving the Atocha Station – Ben Lerner:

BL

¿Cómo se juzga a una voz narrativa pretenciosa que constantemente nos recuerda lo consciente que es de su propia presuntuosidad? Lerner cuenta todo sobre él, su privilegio, su vanidad, sus mujeres, sus adicciones, sus inseguridades. Por cierto, hubo un atentado en Madrid.

Aun así, no podemos negar que escribe bien. Hace un juego muy interesante para denotar la ambigüedad que resulta de conocer una segunda lengua lo suficiente como para entender todas las palabras pero no para captar el mensaje, y algunos de sus comentarios sobre la traducción nos dejaron pensando.

“All you are describing,” she said in Spanish, “is the personality of a translator. From apartment to protest, from English to Spanish.” If she had spoken in English, I would have found it a little grand; in Spanish I experienced it as profound. I wondered if she’d weighed the sentence in both languages before selecting the one that would produce the desired effect.

Season of Migration to the North – Tayeb Salih en traducción al inglés de Denys Johnson-Davies:

TS2

Qué desafío. Es la novela corta árabe más conocida, más premiada, más recomendada. Se publicó en 1966 y está saturada de crueldad. La crueldad de la herencia colonial del Sudán, del patriarcado misógino (la intensidad de la violencia contra las mujeres nos resultó casi insoportable), de la alienación intelectual. Leerla no es una experiencia agradable, pero muchas de las que nos marcan no lo son.

No estamos en condiciones de opinar sobre la traducción en este caso. La prosa en inglés se lee bellamente, pero llama un poco la atención la ausencia de glosas y notas culturales. Quizás el texto no las haya requerido o quizás todas las referencias estén allanadas. Nos inclinamos más por la segunda opción.

The moments of ecstasy were in fact rare; the rest of the time we spent in a murderous war in which no quarter was given. The war invariably ended in my defeat. When I slapped her, she would slap me back and dig her nails into my face…

The Days of Abandonment – Elena Ferrante en traducción al inglés de Ann Goldstein:

EF

Queríamos saber por qué hay tanto revuelo alrededor de Ferrante y lo averiguamos. Este texto, muy anterior a su famosísima tetralogía napolitana, es una exploración casi ridículamente melodramática de la reacción de una mujer abandonada por su marido. El estilo es pesado y contemplativo, pero la curiosidad morbosa nos impulsó hasta el final.

La traducción mantiene mucho color local; no cabe duda alguna de que esta ama de casa desesperada es italiana.

Existence is this, I thought, a start of joy, a stab of pain, an intense pleasure, veins that pulse under the skin, there is no other truth to tell.

Fever Dream – Samanta Schweblin en traducción al inglés de Megan McDowell:

SS

Nos gustó. Yo había leído el original en español hace unos años y ahora leímos juntas la versión de McDowell. La premisa es perturbadora, el juego de voces narrativas es intrigante y la trama es llevadera, aun si por momentos se siente algo incompleta. Jackie hubiese preferido una resolución más contundente.

Lo cierto es que en la versión en inglés se pierde el toque regional tan particular del campo argentino. Las constantes alusiones al mate se sienten forzadas en un texto que ha perdido toda otra nota de argentinidad. Aun así, fue una lectura placentera. El cambio radical en el título nos pareció insólito e innecesario. El  original, Distancia de rescate, hubiese funcionado en inglés perfectamente.   

Strange can be quite normal. Strange can just be the phrase “That is not important” as an answer for everything. But if your son never answered you that way before, then the fourth time you ask him why he’s not eating, or if he’s cold, or you send him to bed, and he answers, almost biting off the words as if he were still learning to talk, “That is not important”, I swear to you Amanda, your legs start to tremble.

Estamos leyendo:

Sleepwalker in a Fog Tatyana Tolstaya en traducción al inglés de Jamey Gambrell:

TT

Es un cuento corto que elegimos porque nos resultó curioso que Tatiana Tosltaya fuera la sobrina-tataranieta de León Tolstói.  Por ahora, se lee más como algo de Antón Chéjov, y eso no tiene nada de malo.

Come on now! One more time… there we go! He ripped it out, broke into a sweat, held it with both hands, wiped his brow on his forearm; Australia was dripping at the root, sand flaked from the top—a regular desert. The sides were cold and slippery, the slime had grown fairly thick. Well, and where to put it now? In the Northern Hemisphere? Is there any room there? Denisov stood with Australia in his hands, the sun shone on the nape of his neck, evening was coming on, he could see far into the distance.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: